Fallo histórico

Por – 

Pusieron una perimetral a un joven que abusó de su perra

La jueza tucumana Carolina Ballesteros le impuso a Patricio Eduardo Giménez Teruel una restricción de 300 metros sobre su ex mascota “Mara”.

La resolución dictada por la Justicia sostiene que “El animal no es un objeto”. Este fallo sin precedentes se logró gracias a la rescatista de animales tucumana Karina Garbero, que presentó la denuncia por “zoofilia”, luego de ver un video donde el acusado abusaba de la mascota. Además del caso de “Mara”, también incluyeron a otros dos canes de Giménez, Boycka y Dracko, quienes fueron dados en adopción.

Mara, la protagonista de un fallo histórico

Según relató Garbero, la Policía debió derribar la puerta el día que obtuvieron la orden de allanamiento, ya que el acusado decía estar descansando. “Logramos rescatar a los tres perros, pero lo más duro fue cuando me encontré al acusado haciéndose el dormido”, explicó la rescatista. El fallo expresa que “son seres sintientes porque tienen la capacidad de sentir dolor. Son seres que tienen la capacidad de tener empatía y sentir amor por el ser humano”.

Boycka y Dracko, los otros dos perros del acusado,

Por otra parte, la Justicia dispuso las siguientes medidas:

  • Teruel no podrá acercarse a 300 metros de los perros que fueron considerados víctimas
  • El acusado de maltrato no podrá tener ningún tipo de animal durante seis meses.
  • Un médico deberá determinar el estado de salud mental del acusado.
  • Deberá realizar un tratamiento de desintoxicación a las drogas.
  • Debe cumplir con determinadas normas de conducta y no realizar medidas que entorpezcan la investigación.
  • Se autoriza a que los animales mencionados en la causa sean castrados.
  • Pidió a la fiscalía que inicie el proceso de adopción de Mara.